Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Bajas laborales fingidas y la estafa a la Seguridad Social

Bajas laborales fingidas y la estafa a la Seguridad Social

Los casos de las bajas laborales fingidas y la estafa a la Seguridad Social que las rodea. Es una una investigación que ayuda más a la sociedad que a una empresa en sí. En Indicios Agencia de Detectivesles hemos explicado muchas de nuestras funciones, esta es una de ellas.

El conflicto de las bajas laborales y la estafa a la Seguridad Social

Muchos ciudadanos al día de hoy, no están concienciados con el gran problema que hay con las bajas fingidas. Muchos se creen que sólo se hace daño al empresario o a la empresa. Están totalmente equivocados. Al final quienes perdemos somos todos nosotros, la sociedad en sí.

Los detectives privados en Madrid, sabemos de lo que hablamos. Constantemente nos vemos involucrados en estas investigaciones, de las cuales vemos el daño que se hace. Pero primero vamos por pasos. No sólo se perjudica al empresario, sino a los compañeros de la plantilla. Con la crisis, muchos responsables ante una baja, no podían suplir los puestos. Así que la tarea recae en los demás. La rotaciones, el horario ampliado, la multiplicación de trabajo…. Y peor aún, sin que el sueldo subiera por ese esfuerzo extra para cubrir al ausente.

Baja fingida a igual que más trabajo para los compañeros

En resumidas cuentas, el que fingía su baja disfrutaba de unas mini-vacaciones. Mientras los demás estaban más agobiados en sus trabajos. Por no hablar de aquellos que cada cierto día del mes, acuden a su empresa, para luego al día siguiente darse de baja. Por mucho que se habla de una cierta mejora económica, algunos empresarios, han visto que se puede suplir esas bajas, con el resto de la plantilla. Sin coste alguno. Y sólo estamos ante el primer paso de las consecuencias de las bajas fingidas.

Porque si se podía hacer una sustitución, el trabajador encargado, nunca está seguro de si le harán un contrato. Con lo que será llamado una vez y otra, sin una nómina ajustada a la realidad. Y así puede estar una persona válida a la espera durante meses. Con lo que el daño ya no sólo es al empresario, a la empresa, a los compañeros sino a los que buscan trabajo.

El empresario paga unos días, los restantes la Seguridad Social

Cuando nos enfrentamos a una investigación laboral, tenemos que tener presente nuestro objetivo. Verificar si ese empleado miente o esta realmente enfermo. Para ello, los seguimientos y vigilancias, es la operatividad más ajustada en estos casos. Las pruebas hablarán solas. Las grabaciones serán revisadas por los letrados y el magistrado que se encargue del litigio.

Siempre se habla que los tribunales suelen estar más a favor de los empleados. Y es verdad. No obstante ante evidencias tan claras, la balanza siempre cae a favor del que más pierde. Y los magistrados saben que son los empresarios y la Seguridad Social.

Bajas laborales fingidas y la estafa a la Seguridad Social

Como hemos apuntado antes, muchos piensan quien sale sólo perjudicado es el dueño. Y no es así. Las bajas son pagadas entre el contratante y la Seguridad Social. Dejando a las arcas públicas agujeros difíciles de tapar. Porque ese dinero está para el que lo necesite de verdad. No para aquellos que no les apetece acudir a su trabajo. Que alegan estar enfermos o haber sufrido un accidente. Y peor aún, que se les vea haciendo una vida normal o disfrutando de actividades lúdicas. Y esas actividades suelen ser contraproducentes a las enfermedades o lesiones que alegan.

La Seguridad Social la pagamos todos

Todos destinamos dinero a impuestos y a la seguridad social. Porque quién sabe si por desgracia, algún día vayamos a necesitar esas ayudas. Las personas que sí están enfermas o tienen lesiones permanentes, sufren dolores que les impiden hacer su trabajo.

Muchos desearían no tener esa enfermedad o lesión. Y poder acudir a su empleo o hacer una vida normal. Lo que es peor aún, las ayudas pueden ser buenas pero a veces, no suelen ser para toda la vida. Muchas de estas personas desearían no tener que percibir esa ayuda.

Los detectives, las pruebas y evidencias

Ante una situación o sospecha sobre la baja de un empleado, lo mejor es acudir a profesionales. Como las agencias de investigación. Las cuales le asesorarán y les recomendarán lo que se puede hacer. Es decir, lo que valdrá como prueba en cualquier tribunal español o europeo.

Cuando nos adentramos a una indagación de este tipo, tenemos que tener sumo cuidado. Primero porque sólo se investiga la parte laboral, no personal. Es decir, los seguimientos y vigilancias sólo irán encaminadas al aspecto concreto. A los horarios laborales y a su vida cotidiana.

Siempre y cuando no veamos que entramos en parcelas de la intimidad del o la investigado/a. Grabaremos todo aquello que sirva como evidencia. Tanto si se ve como ha mentido como sí, efectivamente, acude al médico o tiene problemas en sus movimientos. Nosotros reflejaremos todo aquello que seamos partícipes.

Antes de nada, nosotros no somos médicos ni damos informes clasificando al investigado como que está sano, curado… Sólo hablaremos de lo que se ha desprendido durante toda la investigación. Sin entrar en valoraciones médicas. La sociedad tiene que empezar a darse cuenta que las bajas laborales fingidas y la estafa a la Seguridad Social es un problema. Y muy grave, que nos afecta a todos los ciudadanos de este país.

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Bajas laborales fingidas y la estafa a la Seguridad Social

por Eva Vera GonzalezTiempo para leer: 4 min