Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Pruebas para demostrar ante la justicia: Indemnizaciones

Pruebas para demostrar ante la justicia: Indemnizaciones

En Indicios.es hemos hablado en este blog de las indemnizaciones. La mayoría de las personas piensan, que contratar a detectives sirve para las grandes compañías. Pero gracias las investigaciones privadas, muchos ciudadanos han podido tener pruebas para demostrar ante la justicia su verdadera situación. La desesperación en la que se han visto envueltos.

Pruebas para demostrar ante la justicia y para refutar a la otra parte

Dentro de las investigaciones privadas podemos ver distintos servicios de indagaciones. Uno de ellos es la de la obtención de pruebas para juicios. En los cuales, los detectives privados, realizan distintos procedimientos de investigaciones. Desde seguimientos, vigilancias hasta gestiones como cámaras ocultas o recogida de documentación. Tanto en registros públicos como en bases de datos gubernamentales o ciertas administraciones.

Todo esto para poder conseguir un rastreo mayor o para tener más información y así ayudar a la causa de nuestro cliente.

No es la primera vez, que una persona entra en nuestra agencia, en busca de ayuda. Ya que se ha visto inmerso en un proceso judicial y sabe que la otra parte no solo miente, sino que quiere sacar “tajada” de los sucedido. Esto no es algo puntual, ocurre más veces de lo que muchos ciudadanos piensan.

Protégete ante las indemnizaciones

Cualquier excusa es buena y más si se tiene como objetivo conseguir una indemnización, cueste lo que cueste. Las injusticias están cada día presentes en nuestras vidas. Y más cuando nos topamos con ciertos sujetos, de los cuales la ambición y la codicia es lo único que les mueve por este mundo. Ellos, piensan que solo es conseguir una indemnización, que no le acarreará nada a la parte que están engañado. Que será su seguro, el que pagará todo y nada más. Pero por desgracia, no solo es conseguir esa indemnización de ese seguro.

En muchas situaciones, el del seguro, al que le están haciendo el mal; deberá dar cuentas a su propio seguro. Y como ocurre en la mayoría de los casos, debe pagar una cuota más alta. O en casos peores, pueden perder todo su negocio.

Casos reales de nuestra agencia Indicios

Hubo un caso que nos llegó a nuestra agencia, que venía de parte de un despacho de abogados. El hombre regentaba una pequeña tienda de electrodomésticos. El negocio lo habían puesto él y su mujer en los años 90. Con mucho sacrificio habían podido salir a flote en muchas situaciones. Ahora con la crisis, luchaban desesperadamente por seguir sobreviviendo. Una buena mañana, una clienta había entrado en su establecimiento. Cuando menos se lo esperaban, la mujer tropezó y se cayó. Durante todo el momento, estuvieron tanto su mujer como él ayudando a la mujer.

El hecho es que no entendían cómo se había caído la buena mujer. Donde ella estaba había un pequeño charco de agua. Pero precisamente esa mañana, no habían limpiado ni fregado el suelo; lo solían hacer antes de cerrar el negocio, todas las tardes.

Pasó el tiempo y recibieron una carta del abogado de la señora. Les pedían una cantidad por una indemnización. Era tan alta, que se quedaron helados. Llamaron a su seguro y hubo una investigación con perito incluido.

Como no entraba en el seguro un descuido o error humano por parte del asegurado, eran los culpables. El abogado de la pareja de dueños del establecimiento, nos reunió y quería que hiciéramos una investigación a la supuesta mujer accidentada. Según esta, tenía las rodillas destrozadas, no podía ni andar y menos ir a trabajar. Alegaba que había perdido la oportunidad de conseguir un empleo permanente y el médico, le había dicho que era casi imposible que volviera a caminar como antes.

Investigación y pruebas conseguidas por detectives

Empezamos la investigación y se destapó todo. Nosotros mostramos la verdad; y con pruebas irrefutables. El abogado, sospechaba y con razón, del parte médico y de todo el entramado que solicitaba la mujer accidentada.

Durante dos semanas con días alternos y en distintas zonas horarias, como detectives privados estuvimos investigando a la mujer. No solo pudimos ser testigos, de cómo bajaba todos esos días a la calle, y andaba normal. Sino que la pudimos grabar conduciendo, yendo de compras, viajando hacia su pueblo, fuera de la Comunidad de Madrid y mucho más. Tenía una vida muy sociable, con muchos amigos y amigas.

No se la veía en ningún momento, con dolores o parando para sentarse. E incluso, para poder recuperar un poco de aire, entre caminata y caminata. Estaba más ágil que mucho de nosotros.

Al ver esto, el abogado de nuestros clientes, nos pidió investigar a la médico, que había firmado las bajas y que ponía en uno de sus partes, que la paciente estaba casi inválida. Ese era el punto más importante de todo el asunto, de lo que significaba tanto dinero para la indemnización. Y eso fue la clave, resultó que la médica era pariente directa de la accidentada. Con todas las pruebas pudimos dar a nuestros clientes la fuerza para poder luchar por su negocio y poner nombre a esta injusticia.

Esto es lo más importante: demostrar ante la justicia y con pruebas la verdad de una situación. Que decir que nuestros clientes fueron absueltos de la indemnización. Es más, fueron ellos a los que les dieron una cantidad por todos los daños ocasionados. Tanto por parte de la supuesta enferma como de la doctora.

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Pruebas para demostrar ante la justicia: Indemnizaciones

por Eva Vera GonzalezTiempo para leer: 4 min