Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Lo que pueden hacer y lo que no, los detectives privados

En Indicios, nos gusta informar a todos nuestros clientes. Siempre les indicamos lo que pueden hacer y lo que no, los detectives privados. Por este mismo motivo, hoy en el post, nos animamos a contarles y explicar todo este asunto.

Lo que pueden hacer y lo que no, los detectives privados

En este mismo blog de detectives, hemos hablado largo y tendido del mundo de las investigaciones privadas. Desde cómo son algunas de ellas, pasando por la legislación, hasta cuanto puede costar nuestros servicios. Pero hoy vamos a explicar lo que podemos hacer y lo que no. Cuales son las investigaciones que se pueden efectuar y, cuales se van de nuestro alcance.

Primero queremos contarle lo que los detectives privados no podemos hacer. Aspecto que confunden a los clientes, como los delitos perseguibles de oficio. Estos son aquellos cuya práctica está prevista en la ley penal. Este error, es debido a tantas historias y películas que nos rodean. Ya que a veces, se confunden los detectives norteamericanos con los detectives españoles. Los primeros pertenecen a los cuerpos policiales de EEUU. Los segundos, nada tenemos que ver, con los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad Pública Española.

Solo quedan fuera de la oficialidad en su persecución, los denominados delitos privados. Junto con los considerados como delitos semipúblicos. Otro aspecto que debemos cuidar mucho en nuestras investigaciones, es a la hora de conseguir las evidencias. En nuestra normativa de la Ley de Seguridad Privada, se recoge que no podemos violar el secreto de las comunicaciones.

Cuando los clientes quieren más y nosotros marcamos el límite

Algún que otro cliente, nos insinúa o hasta lo hace en voz alta y clara, que hagamos ciertas “cosas”. Nosotros somos los primeros en decirle que no. No sólo porque sea ilegal, sino porque las consecuencias pueden ser muy perjudiciales. Para él y para nosotros, ya que nos podemos enfrentar a delitos civiles o penales. E incluso, a la inhabilitación de nuestro trabajo, con multas altísimas. Es por eso, que debemos tener sumo cuidado al hacer dichas indagaciones. Ya sea en conseguir información o donde filmamos nuestras grabaciones.

Toma de imágenes y grabaciones ¿Dónde está el límite?

No todo vale por conseguir pruebas. Y eso es de sentido común. Ni a nosotros nos gustaría hacerlo, la verdad. La intimidad de todos es sagrada, lo mismo que la libertad de expresión y otros derechos constitucionales. En detectives privados Madrid, sabemos que una cosa es investigar y otra espiar. Obtener imágenes o videos en espacios considerados íntimos o privados, es uno de los problemas que debemos cuidar.

Lo que pueden hacer y lo que no, los detectives privados

Lo que pueden hacer y lo que no, los detectives privados

Si seguimos a nuestro investigado y se hospeda en un hotel, le seguiremos hasta el hall. Y si va a la piscina de dicho establecimiento, deberemos saber si esta es privada o pública. Es decir, si pueden entrar solo los clientes o todos los ciudadanos que quieran pagar la entrada en ella. Si es el caso que sea privada, por mucho que el cliente nos diga que quiere imágenes, nosotros debemos señalarle que no. Que es ilegal.

Quiero saber todo, absolutamente todo de esta persona

A nosotros también nos gustaría saber muchas cosas. Pero no todo vale en esta vida. Ejecutar investigaciones en las que la parte contratante, no tiene interés legítimo, tampoco podemos hacerlo.

¿Pero que es el interés legítimo o la legitimidad? Es la relación entre el cliente que nos solicita una investigación, y la persona que debemos indagar. Debe existir trato entre ambos, en caso contrario, no podemos aceptar dicho encargo.

La relación entre ellos, puede ser presente o pasada, sentimental, laboral, conceptual, empresarial, judicial o familiar. Pero debe haber una. No vale ver a una persona y pensar: ¡La quiero conocer, pero antes contrato a un detective para que me diga todo de ella o de él! Esto es ilegal. Entraríamos en contradicción con los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Una cuestión importante: No debemos intervenir ni provocar

Intervenir en el comportamiento de la parte investigada, con el fin de provocar situaciones para beneficio de nuestro cliente. Esto no es sólo extralimitar nuestro campo de actuación, es ilegal e inmoral. Jamás debemos hacer algo que intervenga el curso natural de los hechos del investigado. Nosotros somos como sombras y meros observadores. En caso, que debamos hacer una gestión con dispositivos ocultos, sí debemos intervenir. Pero en la conversación, para poder conseguir información, no para influir en nada.

Por lo demás, los detectives podemos hacer investigaciones en lo privado. Desde competencia desleal, bajas fingidas, infidelidades, control de mercancías y empleados, problemas familiares, custodia de menores… Pasando por revisión de pensiones, alimenticias. Y hasta verificación de perfiles de candidatos, informes de solvencia, patrimoniales, Seguimientos, vigilancias, entrevistas, gestiones y material de dispositivos ocultos o cualquiera sin vulnerar los derechos fundamentales.

Si desea saber más o quiere solicitar una investigación, contacte con nosotros. Le asesoraremos sobre lo que pueden hacer y lo que no, los detectives privados.

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Lo que pueden hacer y lo que no, los detectives privados

por Eva Vera GonzalezTiempo para leer: 4 min